lunes, 8 de junio de 2009

La narrativa: cuento y novela: diferencias

La narrativa o épica, entendida como la atención que el escritor presta a lo que ocurre fuera de él para intentar transmitirlo de la manera más objetiva posible, con más o menos imparcialidad, es uno de los géneros literarios, junto a la lírica, la dramática y el ensayo, que conforman cada uno de los distintos grupos en que pueden ser clasificadas las obras literarias atendiendo a determinadas características comunes.
La épica o narrativa suele presentarse en prosa (salvo casos como los romances o los cantares de gesta, escritos en verso), sobre todo en los últimos tiempos.

Subgéneros narrativos en prosa
Los más importantes son:

El cuento: suele ser un relato breve, con pocos personajes, una única trama y una complejidad menor que en la novela. No podemos establecer los límites exactos del cuento. Cuando hablamos de brevedad, nos referimos a que su extensión es menor que la de una novela. Por ello, contamos con un subgénero híbrido entre el cuento y la novela: la novela corta, con una extensión intermedia entre lo breve y lo muy extenso. Tradicionalmente los cuentos se han transmitido de manera oral de generación en generación. Estos cuentos populares solían contar con un final didáctico o moralizante (por ejemplo, El conde Lucanor, de don Juan Manuel, siglo XIV). A partir, fundamentalmente, del siglo XIX, algunos autores comienzan a escribir relatos breves con finalidad artística, aunque sin pretensiones moralizantes. La mayoría de estos cuentos literarios (sin tradición popular) están dirigidos a un público adulto y cuentan con una gran concentración de la acción y los personajes (por ejemplo, los cuentos de Edgar Allan Poe o las Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer).

La novela: suele tener una extensión y complejidad mayores que el cuento. Se caracteriza por la libertad: este subgénero no tiene límites y puede contener desde diálogos con clara intención dramática o teatral hasta fragmentos líricos o descriptivos. Los subgéneros novelescos son numerosísimos: novela histórica, de aventuras, rosa, policíaca, de acción, negra, psicológica, de caballerías, de amor, de tesis, social... La única condición es que esté escrita en prosa y que en ella intervengan unos personajes sobre los que se nos diga algo. Actualmente, la novela es el principal de los subgéneros literarios. La mayoría de los lectores sólo leen novelas, lo cual se ve favorecido por un potente mercado editorial que en los últimos tiempos se ha volcado con esta modalidad literaria.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

esto me sirvio para hacer mis deberes . gracias

TotO dijo...

Tu explicación es un poco ambigua debido a que ambos géneros literarios se escriben con libertad ya que el autor es quien decide qué poner y qué no. Además, la característica sobre los diálogos no es propia de la novela ya que en los cuentos se puede dar la misma situación.
Saludos(:

El Ciclo dijo...

Toto, la informaciòn que aparece está tomada de manuales escolares. La ambiguedad puede venir de tu anàlsis y lectura de textos màs modernos.

Anónimo dijo...

esta informacion me sirvio para estudiar!...muchas gracias!tomi!

Anónimo dijo...

eh amigo esta piola esta informacion pero nesecitaba un cuadro no importa me sirvio

Eliot dijo...

Me encantó la presentación. Desde hace algún tiempo busco en la red información confiable sobre los temas que me interesan. Busco en ellos una exposición clara, sencilla y concisa; que llame y designe a las cosas por su nombre: al pan, pan y al vino, vino.
Muchas gracias.